Todas las entradas de: muchomasquepiscinas

Impermeabilización

La impermeabilidad de un material, es la capacidad que tiene éste, de evitar que un fluido lo atraviese o altere su estructura.

Uno de los servicios que más nos demandan a la hora de rehabilitar piscinas es la impermeabilización del vaso que debido a una serie de circunstancias a perdido su  estanquidad (heladas muy fuertes, desplazamientos de tierras, etc.). Resaltar que podemos considerar que tenemos problemas de fugas cuando la pérdida de agua supera una ficha, ficha y media a la semana, que es la variación común debido a la evaporación.

Esto sucede tanto en piscinas de obra, como en las de poliéster, aunque sucede con más frecuencia en éstas últimas debido a que el material no es tan resistente. 

 

En cualquier caso, antes de impermeabilizar una piscina es conveniente realizar una prueba de estanquidad ya que quizás la pérdida de agua provenga de la instalación de la piscina y no del propio vaso. Esta prueba se realiza con la piscina vacía y tubo por tubo para comprobar que no existan fugas. (Un buen indicativo de que un tubo está dañado es que la pérdida de agua se detenga en un punto concreto, normalmente justo debajo del Skimmer o de la boca de Limpiafondos)

 

Si, tras realizar la prueba se verifica que los tubos están bien y que la pérdida de agua es por algún problema con el vaso llega tomar al decisión de cual es la mejor solución para arreglar el problema. Llegados a este punto se nos ofrecen 4 alternativas que analizaremos a continuación.

 

  • Lámina armada: esta opción consiste en una doble capa de lámina armada soldada interior y  exteriormente con policloruro de vinilo liquido. Es decir, mediante calor.

 

  • Poliéster: se trata de fabricar un vaso de poliéster dentro de la propia piscina. Esta solución se realiza indistintamente en piscinas de obra o fibra. En primer lugar se chorrea de arena toda la piscina con el objetivo de preparar la superficie para el propio proceso de impermeabilización. A continuación se imprima la base con resina de poliéster colocándose una capa de fibra mojada con la propia resina. Seguidamente se aplica una segunda capa de fibra con resina. Por último se da otra capa de resina de poliéster antes de dejarlo secar. Una vez seco, se lija el vaso, se sellan las impulsiones y otras zonas necesarias con masilla de poliuretano y finalmente se pinta con un producto llamado top-coa de color azul.

 

  • Poliéster más revestimiento vítreo:  el proceso es similar al caso anterior, pero se finaliza preparando el vaso para revestirlo con gresite. De tal forma que el acabado es similar al de una piscina de obra sin apreciarse que se ha realizado una impermeabilización.

 

  • Solución constructiva: en este caso se “fabrica” un vaso de obra dentro de la piscina. Sólo se puede realizar en el caso de piscinas de obra y es la solución que más dificultades entraña.

En muchomasquepiscinas ofrecemos 10 años de garantía de estanquidad en todas las soluciones.

A continuación hemos seleccionado unas fotos para ejemplificar un caso de impermeabilización de una piscina.

20161025_091413 1º Se chorrea con arena a presión.20161026_110536 2º Aplicación fibra20161027_112520 20161103_094619 3º Revestimiento 20161108_1014394º Resultado final antes del llenado. 

¿Por qué elevar una caseta de depuración?

     Hace unos años que ofrecemos este servicio que ha sido muy bien acogido por nuestros clientes.

 

Se trata de la elevación de la caseta que guarda el equipo de depuración y obviamente la elevación de todo el equipo. Normalmente los equipos iban soterrados sobretodo por motivo estético. Así apenas se veía dónde estaba el equipo. Pero ese sistema conlleva algún inconveniente. La solución técnica a la que se llegó es elevar el equipo. Intentaremos aclarar las dudas que han ido surgiendo sobre dicha solución:

 

Principales ventajas

  • Facilidad para manipular el equipo, tanto para el mantenimiento del día a día, como la reparación en caso de avería (Al no tener que estar de rodillas para utilizarlo es más fácil acceder a cualquier rincón).
  • En caso de avería o fuga en las tuberías que llegan al equipo, la caseta no se inunda, por lo que el motor y el cuadro eléctrico no se moja y por tanto no hay que sustituirlo.
  • Se puede instalar una caseta prefabricada, que se ajusta al tamaño del equipo, o se puede construir una caseta de obra con la forma y materiales que nuestro cliente quiera aprovechándola como elemento decorativo.
  • Con la elevación damos la opción al cliente de cambiar el lugar en el que estaba la depuradora, alejándola o acercándola de la piscina, ocultándola o dejándola más visible. Al gusto del cliente.

Desventajas

  • Pérdida mínima de potencia del motor. (Esta pérdida es prácticamente inapreciable)
  • Hay que revisar las válvulas de retención una o dos veces al año para, de ser necesario limpiarlas.
  • Estética. Algunos clientes no les gusta que la caseta esté elevada.

Es necesario aclarar que la depuradora, a pesar de estar elevada sobre el nivel del agua, no sufre mayor desgaste, ya que no se vacía. Para ello instalamos unas válvulas de retención, de tal forma que aun cuando el motor esté parado la bomba siempre está en carga.

También aclarar que el equipo que se eleva es el de la propia piscina. 

 

A continuación os ponemos unos ejemplos de la elevación de una caseta. 

20141104_082119 20141105_103515 20141110_083514

Y el acabado de una caseta de obra.

20150317_102119 20150317_102048

Ventajas del césped artifical

A priori cualquiera preferiría la instalación de césped natural en su jardín, pero parándose detenidamente a analizar pros y contras, normalmente esta opción sale perdiendo ¿por qué?

Sólo hay que analizar detenidamente las ventajas e inconvenientes de cada uno para decantarse por una u otra solución. La experiencia nos ha demostrado que el césped artificial resulta mejor en muchos aspectos frente al natural.

Ventajas del césped natural

  • Absorción de ruidos
  • Regulación de la tempratura ambiente

Inconvenientes del césped natural

  • Dificultad en su mantenimiento, debido a las especies invasoras, enfermedades, corte , entre otros.
  • Gasto en mantenimiento, tanto el propio agua, como los productos para prevenir o en su caso erradicar plagas y otras enfermedades del césped.
  • Si la climatología no es la adecuada, el césped no lucirá lo que se espera de él, con la consiguiente frustración del propietario.
  • La adecuación del terreno puede ser muy costosa dependiendo del suelo en que quiera ser instalado.

Ventajas del césped artificial

  • Apto para cualquier tipo de clima
  • El jardín estará disponible los 365 días del año
  • Es anti alérgico
  • No sufre enfermedades ni cambios de color, su mantenimiento es prácticamente nulo.
  • Se puede instalar en cualquier tipo de superficie, dura o blanda, natural o artificial.
  • No necesita de la luz solar ni de un tipo de suelo concreto, por lo que es una buena alternativa cuando se carezca de las condiciones idóneas para el césped natural.
  • En nuestro caso, es 100% reciclable, por lo que si impacto en el medio ambiente es nulo.

Inconvenientes del césped artificial

  • El coste inicial es superior al del césped natural.

A continuación les mostraremos un ejemplo de una de las variantes de césped artificial que actualmente tenemos entre nuestras opciones. Pero existen distintas variedades, adaptándonos tanto en altura del césped, como en densidad, color, realismo, durabilidad.

¡No dude en consultarnos!

20150408_100224

  1. En primer lugar debemos adaptar el terreno para evitar que la superficie sea irregular y que, una vez instalado el césped se observe lo más uniforme posible. Da igual si el terreno es blando o duro, no afectará al resultado final.

20150410_101414

2.  A continuación se  colocan las mallas antihierbas y se superponen los rollos de césped para ajustar el corte.

img-20150410-wa0000

3. Se instalan los rollos de césped siendo especialmente cuidadosos con los “empalmes” o juntas entre rollos.

20150413_131024

4. ¡Disfrutar de nuestro césped todo el año!

Cambiar de cloro a sal

Últimamente está en boca de todos este sistema de mantenimiento del agua. Pero existen muchos mitos a su alrededor por eso nos hemos decidido a escribir una entrada en el blog explicando cómo funciona un equipo de sal y sus ventajas e inconvenientes.

 

En primer lugar hay que destacar y desmentir el mito de que una piscina que funcione con sal no tiene cloro. Realmente lo que hace un equipo de sal es transformar la sal que nosotros introducimos en el agua (Cloruro sódico) a razón de aproximadamente 5 KG por m3, en Hipoclorito sódico (Cloro líquido) a través de un proceso llamado “Electrolisis”. La electrolisis no es más que un  proceso que separa los elementos de un compuesto por medio de la electricidad. En ella ocurre la captura de electrones por los cationes en el cátodo (una reducción) y la liberación de electrones por los aniones en el ánodo (una oxidación). De esta forma, realmente el agua de la piscina está clorada, pero por un cloro natural y ecológico, mucho menos intrusivo que el cloro que comercialmente se usa en las piscinas.

 

Por tanto, el equipo de sal se instala en la misma depuradora, una vez que al agua ha pasado por el equipo de filtración, es decir, en la tubería de impulsión, que es la que retorna el agua filtrada a la piscina.

img-20160929-wa0002  img-20160929-wa0004

De esta forma nosotros sólo tenemos que introducir la sal directamente en el vaso de la piscina y disfrutar del baño. Existen equipos que analizan la cantidad de sal en el agua avisándonos en caso de que sea insuficiente para poder corregirlo y mantener la sal en su cantidad óptima. En caso de escoger un equipo que no lo analice, existen en el mercado kit analizadores, tanto digitales como reactivos de tiras, ambos pueden adquirirse en nuestra tienda física en Azuqueca de Henares.

 

Esto no quita que debamos analizar periódicamente el cloro y el ph del agua (con el medidor habitual) para confirmar que el equipo está configurado correctamente y produce la cantidad necesaria de cloro.

 

Ventajas

 

La salinización es muy cómoda, tanto por el propio mantenimiento del agua, ya que sólo tenemos que añadir sal cuando el equipo lo indique. Como económicamente, ya que resulta más barato comprar sal para piscinas que el producto químico usual.

La cantidad de sal en el agua es muy baja, en proporción es similar a la cantidad presente en una lágrima, por lo que no irrita los ojos de quienes se bañen en la piscina. Además es más respetuosa para la piel que otras opciones. Por no añadir que el impacto medioambiental es mucho menor. Es la forma más ecológica de mantener en condiciones óptimas el agua de nuestra piscina.

 

Inconvenientes

 

El único inconveniente es quizá su sabor salado. A pesar de que la concentración de sal no es ni una décima parte que el agua de mar, hay a quienes no les gusta, por lo que es el único inconveniente de utilizar sal.

 

Complementos

 

Si usted quiere despreocuparse totalmente del mantenimiento de la piscina, al instalar un equipo de sal, le recomendamos que instale un regulador del PH. Las piscinas tratadas con sal tienden a incrementar el PH del agua de la misma, aunque esto depende del agua que se utilice para llenarla, no sucede igual con agua de pozo, que con el agua de la red. Un técnico analizará el agua de su piscina para configurar correctamente el equipo. El regulador de PH analiza en tiempo real el PH de la piscina, administrando cuando sea necesario minorador de PH líquido, hasta que alcanza el valor adecuado.

2img-20160929-wa0004

Hay que aclarar que, si bien existen reguladores de PH que están preparados para subir o bajar el PH en función de cómo se encuentre, son equipos con un precio elevado que sólo compensa en piscinas comunitarias, o similares. Los equipos que usualmente se instalan a particulares sólo realizan una función, o aumentan el ph o lo minoran, es por ello que se necesita que un técnico analice el agua antes de la instalación.

 

Ejemplo de la vista de una depuradora con equipo de sal y regulador de PH en una caseta elevada:

img-20160929-wa0005

¿Cómo cuidar el cobertor?

Ya hemos hablado en entradas anteriores, de pequeños trucos para proteger nuestra piscina. Y como protegerla totalmente con el famoso “cobertor” al que normalmente se le conoce como lona. Pero, de lo que no hemos hablado, es de cómo proteger los distintos cobertores que existen.

 

Cobertor de invierno: ésta lona es especialmente resistente, y sus cuidados son muy básicos. Con el tiempo y debido a la acción del sol, puede perder su color, pero su efectividad sigue siendo la misma. Aún así, cuando termina la temporada fría y vamos preparando la época de baño, debemos guardar correctamente esta lona. Por ello, recomendamos al retirarla, limpiarla con abundante agua para retirar el exceso de producto químico y dejar secando (procurando que sea en sombra), para, una vez seca, doblarla y guardarla en un lugar protegido de las condiciones meteorológicas.

 

Cobertor de verano: es especialmente delicado, por lo que hay que prestar suma atención a su cuidado ya que es considerablemente menos resistente que la de invierno. Nuestros cobertores llevan un tratamiento anti UVA/UVB pero el producto químico y la luz del sol, le causan un desgaste continuo. Por ello debemos tratar de alargar su vida útil, y es muy sencillo si se siguen estos pasos:

 

  • Cuando el cobertor no esté extendido sobre el agua de la piscina, procure protegerlo de los rayos del sol, para retrasar su envejecimiento.

 

  • Tenga especial cuidado cuando retire la lona de forma manual. Si la arrastra por el solado o roza constantemente con la piedra que rodea nuestra piscina, se puede dañar la burbuja y por lo tanto el cobertor perdería gran parte de su eficacia. De nuevo, trate de colocarlo en un lugar dónde no le afecte demasiado el sol.Enrollador-Telesc_pico-PLUS-hasta-7.25-m

Si posee un enrrollador telescópico como el de la foto. Debe prestar la misma atención y procurar introducirlo en la zona del agua, para que recoja la lona tratando de evitar el roce con la piedra al igual que haría en el caso de hacerlo manualmente como antes hemos mencionado.

 

  • Conviene mantener adecuadamente los niveles de producto químico en el agua. Ya que un exceso en los mismos, además de ser dañino para su salud, debilita considerablemente el cobertor.

 

  • Al finalizar la temporada de baño, limpie el cobertor con abundante agua por las dos caras, para retirar el exceso de suciedad y de producto químico. Y tal y como hacíamos con el de invierno, una vez seco, lo guardaríamos en su saco, hasta el año siguiente.

 

Siguiendo estas instrucciones, mantenemos protegida la piscina y a su vez los elementos que la cuidan, alargando su vida útil y ademas ahorrando en agua, en producto químico y directamente su dinero.

 

 

¡Recuerde que nos puede encontrar en Azuqueca de Henares!

En la C/ Río Badiel nº8 Local A

19200 (Guadalajara)

 

¿Qué es y para qué sirve un cobertor o “lona”?

En las piscinas diferenciamos dos tipos de temporadas (a excepción de las que están cubiertas y climatizadas), la temporada de verano y otra la temporada de invierno. Existe un tipo de lona para cada una de ellas.A continuación explicaremos las variantes que hay y para qué sirven:

 

  • Cobertor de invierno:

Como su nombre indica, esta lona la utilizaremos cuando finalice la temporada de baño. Sus principales funciones son evitar que caigan hojas en la piscina durante el Otoño y minimizar los efectos de las heladas en Iniverno. Además lucha contra la proliferación de algas si se complementa con un tratamiento de invernación.

Estas lonas o cobertores alargan considerablemente la vida de nuestra piscina, además evitan accidentes de personas o animales de compañía ya que aguantan mucho peso encima y poseen gran resistencia.

Los fabricantes indican que no hace falta usar el equipo de depuración, pero los profesionales no recomendamos ésto. Porque cuando llega el verano, si el equipo ha estado totalmente parado, puede ser que nos dé problemas de puesta en funcionamiento, por lo que aún con la lona, recomendamos que el motor trabaje durante 1h una vez cada 20 días.

 

piscinas P1010062

 

  •  Cobertor de verano:

Lo utilizaremos durante la época de baño. Es una lona muy diferente de la de invierno, comenzando porque ésta no es fija, sino que la pondremos durante la noche y hasta que no nos bañemos no la recogeremos. Evita la evaporación de el agua en hasta casi un 95%, ayuda a mantener las propiedades de la misma e incluso se puede lograr una diferencia de temperatura de hasta mas o menos 5º, lo cual se nota a la hora de disfrutar de nuestra piscina.

manta-termica-burbujas-400-microns-azul-plataEs importante recalcar que cuanto más tiempo permanezca puesta la lona mayor protección del agua, mayor temperatura, etc. Normalmente tendemos a poner el cobertor únicamente durante la noche, que es cuando mayor pérdida de temperatura tenemos.

Pero durante el día debemos tratar de no recoger la lona hasta que vayamos a bañarnos, ya que es cuando mejor trabaja la lona calentando el agua. (absorbe el calor que nos proporciona el sol y lo reflecta).

Además nos ayuda a ahorrar en producto químico e incluso en climatización. (En caso de piscinas climatizadas este cobertor es imprescindible.)

Para facilitar su uso, normalmente se utiliza un “enrollador telescópico” o recogedor, para que cuando queramos retirarla, permanezca enrollado causando las menores molestias posibles.

piscinas DPSCamera_0010 

¡Recuerde que nos puede encontrar en Azuqueca de Henares!

En la C/ Río Badiel nº8 Local A

19200 (Guadalajara)

Trucos para cuidar tu piscina en invierno

Las piscinas al igual que el resto de las construcciones, pueden verse afectadas por la climatología. Por ello hay que protegerlas debidamente, sobretodo en invierno, ya que en ésta época son especialmente vulnerables. Con un buen cobertor de protección (conocido comúnmente como lona de invierno), solucionaríamos la mayoría de problemas que nos puedan surgir.

 

El frío causa diferentes síntomas en distintos materiales, por ejemplo; contrae el metal, congela el agua, deteriora la madera (si no es tratada debidamente), etc. Algunas piscinas y muchos otros elementos en nuestro alrededor llevan metales, madera, cerámica, etc., en sus componentes, y las bajas temperaturas los afectan, pero ante esto no podemos hacer nada. Por otro lado, cuando la temperatura baja de los 0º el agua se congela, y ésto si que es un verdadero problema para nuestra piscina, que debemos abordar.

 

Como sucede cuando metemos una botella en el congelador, cuando su contenido se hiela, ésta termina estallando. Pues algo similar sucede con las piscinas. Cuando por la bajada de temperatura, el agua termina congelándose, puede causar que, al ganar volumen, el vaso se agriete provocando la consiguiente pérdida de estanquidad y por lo tanto una gravísima avería en nuestra piscina.

 

Les vamos a explicar un pequeño truco que los profesionales de la piscina utilizamos como apoyo a nuestro cobertor, o para personas que por circunstancias no hayan podido instalar uno (entendiendo que estos trucos, en ningún caso sustituyen la garantía de protección que nos da un cobertor de invierno):

 

1. Utilizar garrafas de plástico de 5l o más. Las típicas en las que se comercializa agua o cualquier otro líquido.

602rtx

 

2. Llenarlo por la mitad aproximadamente.

3. Atar éstas garrafas con una cuerda o cordel, el número necesario variará dependiendo del tamaño de la piscina.

4. Vaciar la piscina 1/4 por debajo de los Skimmers (el vaso es más débil en ésta zona, y en caso de congelación rompería primero por ésta parte)

5. Echarlas al vaso de la piscina y posteriormente taparla con nuestra lona de invierno, en caso de disponer de ella. (Éstas garrafas, pueden ser sustituidas por troncos de madera semisumergidos en la superficie de la piscina)

 

 

foto-proteccion-2

 

Así conseguiremos, que en caso de que las temperaturas bajen drásticamente y se ocasione una helada. Al congelarse la superficie de la piscina en la que reposan nuestras garrafas, antes de ejercer la presión sobre las paredes provocando la tan temida grieta, lo hará sobre los elementos que hemos introducido en el agua, dejando intacto el vaso.

 

Así con éste sencillo truco, además de poder reutilizar las botellas en vez de tirarlas, hemos conseguido ahorrarnos un quebradero de cabeza y salvaguardar la integridad de nuestra piscina.

 

PD.: Es importantísimo saber que el Invernador no evita las congelaciones, sencillamente se trata de un producto que evita la proliferación de algas y ayuda a que el agua mantenga sus propiedades  hasta la llegada de la temporada de verano. Facilitándonos así la puesta en marcha en la temporada siguiente.

 

¡Recuerde que nos puede encontrar en Azuqueca de Henares!

En la C/ Río Badiel nº8 Local A

19200 (Guadalajara)