Cambiar de cloro a sal

Últimamente está en boca de todos este sistema de mantenimiento del agua. Pero existen muchos mitos a su alrededor por eso nos hemos decidido a escribir una entrada en el blog explicando cómo funciona un equipo de sal y sus ventajas e inconvenientes.

 

En primer lugar hay que destacar y desmentir el mito de que una piscina que funcione con sal no tiene cloro. Realmente lo que hace un equipo de sal es transformar la sal que nosotros introducimos en el agua (Cloruro sódico) a razón de aproximadamente 5 KG por m3, en Hipoclorito sódico (Cloro líquido) a través de un proceso llamado “Electrolisis”. La electrolisis no es más que un  proceso que separa los elementos de un compuesto por medio de la electricidad. En ella ocurre la captura de electrones por los cationes en el cátodo (una reducción) y la liberación de electrones por los aniones en el ánodo (una oxidación). De esta forma, realmente el agua de la piscina está clorada, pero por un cloro natural y ecológico, mucho menos intrusivo que el cloro que comercialmente se usa en las piscinas.

 

Por tanto, el equipo de sal se instala en la misma depuradora, una vez que al agua ha pasado por el equipo de filtración, es decir, en la tubería de impulsión, que es la que retorna el agua filtrada a la piscina.

img-20160929-wa0002  img-20160929-wa0004

De esta forma nosotros sólo tenemos que introducir la sal directamente en el vaso de la piscina y disfrutar del baño. Existen equipos que analizan la cantidad de sal en el agua avisándonos en caso de que sea insuficiente para poder corregirlo y mantener la sal en su cantidad óptima. En caso de escoger un equipo que no lo analice, existen en el mercado kit analizadores, tanto digitales como reactivos de tiras, ambos pueden adquirirse en nuestra tienda física en Azuqueca de Henares.

 

Esto no quita que debamos analizar periódicamente el cloro y el ph del agua (con el medidor habitual) para confirmar que el equipo está configurado correctamente y produce la cantidad necesaria de cloro.

 

Ventajas

 

La salinización es muy cómoda, tanto por el propio mantenimiento del agua, ya que sólo tenemos que añadir sal cuando el equipo lo indique. Como económicamente, ya que resulta más barato comprar sal para piscinas que el producto químico usual.

La cantidad de sal en el agua es muy baja, en proporción es similar a la cantidad presente en una lágrima, por lo que no irrita los ojos de quienes se bañen en la piscina. Además es más respetuosa para la piel que otras opciones. Por no añadir que el impacto medioambiental es mucho menor. Es la forma más ecológica de mantener en condiciones óptimas el agua de nuestra piscina.

 

Inconvenientes

 

El único inconveniente es quizá su sabor salado. A pesar de que la concentración de sal no es ni una décima parte que el agua de mar, hay a quienes no les gusta, por lo que es el único inconveniente de utilizar sal.

 

Complementos

 

Si usted quiere despreocuparse totalmente del mantenimiento de la piscina, al instalar un equipo de sal, le recomendamos que instale un regulador del PH. Las piscinas tratadas con sal tienden a incrementar el PH del agua de la misma, aunque esto depende del agua que se utilice para llenarla, no sucede igual con agua de pozo, que con el agua de la red. Un técnico analizará el agua de su piscina para configurar correctamente el equipo. El regulador de PH analiza en tiempo real el PH de la piscina, administrando cuando sea necesario minorador de PH líquido, hasta que alcanza el valor adecuado.

2img-20160929-wa0004

Hay que aclarar que, si bien existen reguladores de PH que están preparados para subir o bajar el PH en función de cómo se encuentre, son equipos con un precio elevado que sólo compensa en piscinas comunitarias, o similares. Los equipos que usualmente se instalan a particulares sólo realizan una función, o aumentan el ph o lo minoran, es por ello que se necesita que un técnico analice el agua antes de la instalación.

 

Ejemplo de la vista de una depuradora con equipo de sal y regulador de PH en una caseta elevada:

img-20160929-wa0005